El miedo, ese gran desconocido a la hora de hablar en público

En las últimas formaciones de oratoria que he impartido, el miedo a hablar en público ha sido un protagonista más que indiscutible. He recibido numerosas preguntas, dudas y petición de consejos para vencer a este pánico que al parecer es uno de los más populares a nivel mundial, tal y como acreditan encuestas académicas y profesionales. Que el miedo a hablar en público esté en un mismo ranking que el miedo a la muerte, a la soledad o a una enfermedad nos evidencia la gran carencia que existe en nuestra sociedad, porque hablar en público es una de las habilidades sociales y profesionales más demandadas y más relevantes para cualquier perfil profesional y sector empresarial.  

Y es que el miedo no es el enemigo. El enemigo somos nosotros mismos cuando hacemos de ese miedo una barrera infranqueable. Porque tener miedo es bueno, es activar nuestro mecanismo de alerta para defendernos, superarnos y motivarnos. 

Por eso, el miedo es el gran desconocido de la oratoria, porque se percibe como algo negativo cuando en realidad es todo lo contrario. Es la emoción que te permite alcanzar metas más altas siempre y cuando la desafíes. Y en oratoria, la meta más alta que puedes alcanzar es conectar 100% con tu audiencia. Ahí es donde radica el verdadero éxito de una presentación. 

Tres consejos para lograr que el miedo a hablar en público deje de ser tu enemigo

1. Evita la improvisación. Prepara, planifica y ensaya cada parte de tu exposición en público para garantizar lo máximo posible que todo sale tal y como tú quieres. Cuanto más hayas asegurado hasta el más mínimo detalle de tu presentación, más segur@ te sentirás. Es ahí cuando si algo se improvisa, sale bien, porque la seguridad de haber trabajado duro es la que permite que nos salgamos del guión con éxito. 

2. Confiesa lo que pasa por tu cabeza. Si te quedas en blanco, si te confundes, si te has olvidado de algo importante… ¡Admítelo y sigue! Comparte con tu audiencia lo sucedido de una manera franca y humilde. Todos nos equivocamos, nadie hace exposiciones 100% perfectas y el sincerarte con tu público te humaniza y genera empatía. 

3. Ten un actitud positiva. Si te visualizas haciéndolo bien, lo harás mejor. Si te dices a ti mismo que eres capaz, superarás tus expectativas. Si te esfuerzas por aprender de tus errores, no solo no los cometerás más sino que sacarás partido de lo aprendido. Pero si te dices a ti mismo: «Tengo miedo, no puedo, no se me da bien», entonces eso es lo que pasará. Porque nadie te condiciona más que tú mism@. 

Cómo vencer el miedo a hablar en público, -o «glosofobia», su término científico- es uno de los pilares de las formaciones en oratoria que impartimos desde Blue Sky Comunicación. Pero en nuestros talleres vamos más allá y lo que trabajamos es  sustituir el miedo por el entusiasmo y transmitir a nuestros alumnos la pasión por hablar en público. Porque cuando disfrutas de ello, el miedo se transforma en magia. La magia de persuadir con la palabra. 

Comunicación estratégica para impulsar tu proyecto

Email

blueskycomunicacion@gmail.com

Teléfono

+34 674 253 186

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: